Tony Oliva y Minnie Miñoso al Salón de la Fama del Béisbol.

Los cubanos Tony Oliva y Minnie Miñoso fueron elegidos junto a Gil Hodges y Jim Kaat para ingresar al Salón de la Fama del Béisbol en la votación realizada por el Comité de la Era Dorada.

Tardó quizás más tiempo de lo esperado pero los cubanos Orestes “Minnie” Miñoso y Tony Oliva finalmente tendrán sus placas en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York.

Oliva y Miñoso, dos de las leyendas latinoamericanas del béisbol de las Grandes Ligas, fueron elegidos el domingo junto a Gil Hodges y Jim Kaat para ingresar al “Nicho de los Inmortales” en la votación realizada por el Comité de la Era Dorada.

El comité compuesto por 16 miembros encargados de la revisión de la Era Dorada seleccionó a Miñoso con 14 votos, mientras que Oliva, Hodges y Kaat obtuvieron 12. El toletero Dick Allen se quedó corto con 11 votos.

Tanto Oliva como Miñoso estuvieron bajo consideración del comité en años anteriores sin recibir la distinción, pero en esta ocasión llegó el honor para de esta manera aumentar el número de peloteros latinos en el Salón de la Fama a 17, incluyendo seis cubanos.

Oliva, quien fue uno de los mejores jardineros de su generación con los Minnesota Twins hasta que las lesiones entorpecieron su carrera, terminó con un promedio de por vida de .304 con 220 jonrones, 1,917 hits, 329 dobles y 947 carreras impulsadas. Además, fue ocho veces seleccionado al Juego de Estrellas y ganó tres campeonatos de bateo con promedios de .323 (1964), .321 (1965) y .337 (1971) antes de anunciar su retiro después de la temporada del 1976.

Sin embargo, el cubano estuvo en la boleta del Salón de la Fama durante 15 años desde 1982 al 1996 sin recibir el 75 porciento de los votos requeridos en la votación realizada por el Baseball Writers Association of America (BBWAA), y se quedó corto en votaciones realizadas por el ahora extinto Comité de Veteranos y el Comité de la Era Dorada en el 2011 y 2014.

Cuando recibí la llamada me sentí muy satisfecho y agradecido”, dijo Oliva durante el programa de MLB Network en que se anunciaron los resultados. “Ahora puedo decirle gracias a todas aquellas personas que me apoyaron durante todos estos años y trabajaron fuerte para yo estar en el Salón de la Fama. Muchas personas creían que debí haber ingresado hace 40 años, pero no había sucedido”.

“El poder recibir la llamada… tengo 83 años, y poder decirle gracias a la gente significa mucho para mí”, agregó el otrora jugador de los Twins que también se mostró muy contento de que Miñoso fue elegido.

Miñoso, quien falleció en el 2005, estuvo en boleta del Salón de la Fama durante 15 años y su mejor porcentaje fue 21.1 por ciento en el 1988 antes de quedar fuera en el 1999. Luego pasó a la consideración del Comité de la Era Dorada en el 2011 y 2014, y se quedó corto al recibir nueve y ocho votos, respectivamente.

El jardinero cubano fue el primer negro latino en jugar en las Grandes Ligas cuando los entonces Cleveland Indians lo ascendieron el 19 de abril del 1949 y terminó su carrera en las Mayores con un promedio de bateo de .298 con 186 jonrones, 1,963 hits y 1,023 carreras impulsadas.

Cuando se suman sus tres campañas con los New York Cubans totalizó 1,946 partidos jugados con 2,110 imparables, 365 dobles, 95 triples, 195 cuadragulares y 1,093 remolcadas con un promedio de bateo de .299.

El jardinero también fue un nueve veces All Star y ganó tres Guantes de Oro (1957, 1959, 1960) y fue líder en varios departamentos estadísticos como triples (tres veces), bases robadas (tres), imparables (una) y dobles (una). Además, ganó un título de Serie Mundial y en cinco ocasiones terminó en el Top 10 en la votación para el premio de Jugador Más Valioso, incluyendo cuatro puestos de cuarto lugar.

Miñoso y Oliva son los latinos número 16 y 17 en ser elegidos al Salón de la Fama uniéndose a Roberto Clemente (Puerto Rico, 1973), Juan Marichal (Dominicana, 1983), Luis Aparicio (Venezuela, 1984), Rod Carew (Panamá, 1991), Orlando Cepeda (Puerto Rico, 1999), Tany Pérez (Cuba, 2000), Roberto Alomar (Puerto Rico, 2011), Pedro Martínez (Dominicana, 2015), Iván Rodríguez (Puerto Rico, 2017), Vladimir Guerrero (Dominicana, 2018), Mariano Rivera (Panamá, 2019) y Edgar Martínez (Puerto Rico, 2019).

MIentras tanto, los cubanos Martín Dihigo (1997), José Mendéz (2006) y Cristóbal Torriente (2006) fueron elegidos por un Comité Especial de las Ligas Negras.

Junto a Oliva y Miñoso serán exaltados el lanzador Jim Kaat, quien ganó 283 juegos en su carrera de 25 años y ayudó a los Cardinals a ganar la Serie Mundial de 1982, y Gil Hodges, quien fue nombrado para ocho Juegos de Estrellas en su carrera de 18 años como primera base con los Dodgers y los Mets, y ganó tres Guantes de Oro y dos títulos de la Serie Mundial. Como manager, Hodges llevó a los Miracle Mets de 1969 al título de la Serie Mundial.

Mientras tanto, en la votación de la Era Temprano fueron elegidos Buck O’Neil, quien jugó 10 temporadas en la Liga Negra Americana y fue buscatalentos de los Chicago Cubs y el primer entrenador negro en la historia de las Grandes Ligas con Chicago, y Bud Fowler, quien es reconocido como el primer jugador de béisbol profesional negro.

%d bloggers like this: