Pastor Taxista confieza a bordo

Desde que el ministro religioso Joseph Djan decidió empezar a trabajar como taxista, ya no hay necesidad de ir a la iglesia para confesarse.

Este pastor de 56 años se dio cuenta que trabajar como taxista en la ciudad de Nueva York era la opotunidad perfecta para conocer y hablar con gente que necesitaba descargarse.

Por ende, fusionó sus dos profesiones y ahora ofrece a los pasajeros que quieran, una confecion express durante lo que dura el viaje.

Joseph asegura que mucha gente sale de su taxi sintiendose aliviada y que a el lo hace feliz poder ayudarlos.

Asi que ya lo sabe, cuando visite la gran manzana y utilice el servicio de un taxi, hay una probabilidad minima de que se pueda confesar en el taxi del ministro religioso Joseph Djan.

%d bloggers like this: