No hay cargos a los policias involucrados en el tiroteo fatal de Amir Locke

El abogado de Hennepin County Mike Freeman, dijo que había “pruebas admisibles insuficientes para presentar cargos penales” por la muerte de Amir Locke.

No se presentarán cargos penales contra los oficiales involucrados en el cumplimiento de una orden de arresto sin aviso en un apartamento de Minneapolis que terminó en el tiroteo fatal de Amir Locke.

El fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman, y el fiscal general, Keith Ellison, hicieron el anuncio en un comunicado de prensa enviado el miércoles por la mañana.

“Sin embargo, después de una revisión exhaustiva de todas las pruebas disponibles, no hay suficientes pruebas admisibles para presentar cargos penales en este caso”, dijo Freeman en un comunicado publicado. “Específicamente, el Estado no podría refutar más allá de una duda razonable ninguno de los elementos del estatuto de uso de la fuerza letal de Minnesota que autoriza el uso de la fuerza por parte del Oficial Hanneman. El Estado tampoco podría probar más allá de una duda razonable un cargo penal contra cualquier otro oficial involucrado en la toma de decisiones que condujo a la muerte de Amir Locke“.

Amir Locke, de 22 años, fue asesinado la mañana del 2 de febrero mientras dormía en un sofá dentro de un apartamento en Bolero Flats en el centro de Minneapolis. Las imágenes de la cámara corporal mostraron a los agentes SWAT entrando en el apartamento con un llavero y a Locke revolviéndose debajo de una manta antes de alcanzar una pistola, de la cual, tenia permiso para portarla. Luego, un oficial SWAT disparó, golpeando a Locke varias veces y matándolo.

Todo el incidente tardó solo nueve segundos en desarrollarse.

Los funcionarios de la ciudad identificaron más tarde al oficial de policía Mark Hanneman como la persona que disparó los tiros que mataron a Locke. Los registros muestran que Hanneman ha tenido tres denuncias en su contra desde 2016, pero ninguna acción disciplinaria.

La declaración inicial de Hanneman a los investigadores luego del tiroteo se reveló por primera vez el miércoles. Los documentos judiciales muestran que Hanneman les dijo que “temía por su vida” y dijo que creía que “no había forma” de reducir la situación.

También el miércoles, el Departamento de Policia de Minneapolis (MPD) dijo que Hanneman había regresado al servicio activo a fines de febrero.

Freeman y Ellison realizaron una conferencia de prensa virtual el miércoles por la mañana para explicar con más detalle la decisión de no acusar al oficial Hanneman ni a ninguna otra persona involucrada en el cumplimiento de la orden. Ambos dijeron que los fiscales tienen la responsabilidad ética de no presentar cargos en un caso que consideren que no se puede probar más allá de una duda razonable, de acuerdo con las leyes vigentes. Ambos hablaron de la necesidad de examinar el uso, incluso la existencia de órdenes de arresto, e instaron a reformar la forma en que se entrena a los oficiales para que no se pierda otra vida innecesariamente.

%d bloggers like this: