La policía de Minneapolis dice que ‘Umbrella Man’ era un supremacista blanco que intentaba incitar a los disturbios de George Floyd.

Un supuesto supremacista blanco instigó una ronda inicial de destrucción en Minneapolis tras el asesinato de George Floyd, rompiendo ventanas en una tienda de autopartes y pidiendo a otros que saqueen la tienda antes de que se incendiara, según una orden de allanamiento para los registros telefónicos del hombre.

La orden se refiere a la persona como “Hombre paraguas“, un hombre de 32 años vestido de negro, que llevaba un paraguas negro y un martillo que usó para romper las ventanas de las tiendas. Su dirección más reciente es en una casa en la ciudad de Ramsey, en el condado de Anoka. No se nombra al hombre porque aún no ha sido acusado de ningún delito.

Los miembros de la comunidad han sospechado durante semanas que los extremistas externos, incluidos los supremacistas blancos, estaban fomentando la violencia y tratando de avivar las tensiones raciales a raíz del asesinato de Floyd por parte de los agentes de policía de Minneapolis. Varios residentes de Twin Cities informaron haber visto imágenes de supremacía blanca y otras imágenes de extrema derecha en vehículos que llegaron a sus vecindarios durante las protestas.

Umbrella Man” parece ser uno de esos supremacistas blancos. En la orden, la policía dice que estaba tratando de “sembrar discordia y disturbios raciales” cuando llegó a la escena de una protesta pacífica. El video de la escena mostró a otros manifestantes acercándose al hombre, aparentemente tratando de disuadirlo de destruir la propiedad.

El hombre continuó de todos modos, pintando con aerosol en una tienda AutoZone en Lake Street y 27th Avenue, y rompiendo sus ventanas, según la orden.

“Las acciones de esta persona crearon una atmósfera de hostilidad y tensión”, dijo la orden, y agregó que los investigadores creen que el “único objetivo del sospechoso era incitar a la violencia“.

La policía dice que el hombre fue identificado en un aviso enviado por correo electrónico y que es miembro de los Ángeles del Infierno y asociado de la banda de prisioneros Aryan Cowboys, una organización supremacista blanca con presencia en Minnesota y Kentucky. A pesar de que “Umbrella Man” llevaba una máscara de gas, Erika Christensen, investigadora de incendios provocados por la policía de Minneapolis, dijo que su altura se alinea con el video y “hay un parecido sorprendente en el área de los ojos, el puente de la nariz y la frente”.

Christensen no alega que el hombre inició el incendio en Minneapolis, pero dice que sus supuestas acciones crearon una atmósfera de hostilidad y tensión que desencadenó una serie de incendios y saqueos.

Esta no fue la única vez que el “Hombre paraguas” estuvo presuntamente involucrado en un incidente de odio este verano.

Según la orden judicial, el 27 de junio el hombre estaba en la escena cuando un grupo de personas que vestían chalecos de cuero Aryan Cowboy acosaron a una mujer musulmana en Stillwater.

Lo que parece ser su perfil de Facebook contiene imágenes de supremacistas blancos que incluyen fotos de personas con tatuajes de esvástica y saludando a Hitler.

No tiene antecedentes penales en Minnesota, pero en noviembre pasado se declaró culpable de hacer amenazas terroristas contra su ex novia, con quien comparte un hijo de 16 meses.

Según la denuncia penal en ese caso, el hombre apareció en la casa de la mujer en Jordania, Minnesota, la arrojó al suelo, la estranguló y amenazó con matarla. Un juez del condado de Scott lo sentenció a 60 días de cárcel y dos años de libertad condicional y le ordenó que se mantuviera alejado de la mujer.

En septiembre pasado, se declaró culpable de otro delito grave por violar una orden de no contacto. Los fiscales dicen que le envió a la mujer una solicitud de amistad de Snapchat.

También el otoño pasado, el hombre solicitó a la corte la custodia compartida de su hijo. Una audiencia sobre el asunto está programada para noviembre.

A partir del martes por la tarde, su nombre no apareció en las listas de la cárcel en el área metropolitana de Twin Cities. El portavoz de la policía de Minneapolis, John Elder, dijo que la investigación sigue activa y que no puede hacer comentarios.

%d bloggers like this: